DOMINUS TENEBRAE LUCIFERUM

Y que sabéis vos de la vida.
Que sabéis del dolor.
Del perder. Del no tener.
Que sabéis vos del morir, del no nacer.
Muerte es mi nombre,
pues todos los días muero.
Muero al ver tus ojos vacíos de lagrimas.
Muero al ver tus manos llenas de sangre.

(vía http://otto-von-todd.livejournal.com/41471.html)
  • 28 Junio 2012